Defendemos una estrategia europea de Salud Mental que empiece por la prevención en los contextos vitales de las personas

Estrella Durá: “Una buena salud mental es esencial para el bienestar de las personas y de la sociedad en su conjunto”

El Grupo de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo han reclamado una Estrategia Europea de Salud Mental que aborde y mitigue los problemas derivados de trastornos mentales, y para ello, debe enfocarse desde la prevención en todos los contextos vitales, desde la educación hasta el empleo. La eurodiputada Estrella Durá, ponente socialista del informe sobre Salud Mental y Digitalización laboral, ha subrayado que “Una buena salud mental es un tema intersectorial que tiene impacto en la inclusión, el crecimiento, la productividad, el bienestar, la calidad y la sostenibilidad tanto de nuestra sociedad como de nuestra economía.

“Pedimos una estrategia integral, multisectorial, que apueste por medidas preventivas y garantice la prestación adecuada de servicios de salud mental de calidad, para que ninguna persona sea marginada o estigmatizada”, ha explicado.

En este sentido, los socialistas en la Eurocámara argumentan que una buena salud mental tiene un impacto importanteen la salud física y la calidad de vida de las personas; algunos estudios señalan  que los trastornos mentales se encuentran entre las  principales causas de muerte en todo el mundo. En 2018 la Comisión Europea ya informó de que había 84 millones de personas con trastornos de salud mental en el continente.

Durá ha alertado de que “la covid ha agravado este problema y ha puesto de relieve la importancia de la salud mental para el bienestar de las personas, pero también los déficits estructurales en la atención a la salud mental en toda Europa”.

Por ello, la eurodiputada ha remarcado la necesidad de sentar las bases que deben sustentar una estrategia global y ambiciosa, “identificando primero, las causas sistémicas de la mala salud mental, como la pobreza, la infravivienda, el desempleo, el empleo precario, la falta de protección social, las desigualdades socioeconómicas y territoriales, o la discriminación”.

“No hay tiempo que perder. Europa debe ya cuidar la salud mental de su ciudadanía o, lo que es lo mismo: fortalecer urgentemente el estado de bienestar. Cuanto mayor sea el nivel de inversión pública, mayor será nuestro bienestar y mejor nuestra salud física y mental”, ha señalado Durá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba